endolaser

Si usted padece de varices que, por su dimensión o localización precisan de una intervención quirúrgica, la utilización del endoláser puede simplificarle o evitarle el tratamiento.

Con la intervención quirúrgica se pretende anular una venas dilatadas de bastante longitud, que provocan un intenso reflujo ( circulación en sentido descendente), desde la ingle hacia el tobillo. La mayoría de las veces la vena afectada es la safena interna o la externa.

Con este nuevo metodo la vena varicosa no es extirpada, y su anulacion se consigue utilizando la energia laser transmitida mediante una fibra óptica de 600 micras.

El procedimiento se efectúa en anestesia local. Con la ayuda de un Eco Doppler Color, se introduce en el interior de la vena a tratar un delgado catéter. Este catéter sirve para introducir la referida fibra láser, que se coloca en el extremo de la vena varicosa.

Cuando se activa el láser, el calor que resulta en la extremidad de la fibra causa una fuerte reacción en las paredes de vena varicosa . Este calor provoca una retracción y alteración de la estructura de la pared de la vena tratada, que finalmente produce el cierre de la misma.

Debido al espectro de absorción óptimo del Láser 980 nm. las áreas de tejido vecinas a la vena permanecerán totalmente intactas. El resto de venas varicosas que se asocian a esta vena tratada, desaparecen al bajar la presión, ya que entonces la sangre circula por otras venas normales.

En la mayoría de los casos basta una mínima incisión para introducir el catéter.

Ventajas de esta técnica :

  • Es mucho menos invasiva y traumática que la cirugía tradicional.
  • Conlleva sólo una incisión con cicatriz diminuta.
  • No suele ser necesario el internarse en clínica.
  • El procedimiento es bien tolerado y no se han descrito complicaciones significativas.
  • La incorporación a la actividad normal es muy rápida.

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados. *